• Fundación Ética PyT

Escuchar a los niños es un punto esencial en nuestro proyecto

Este 15 de agosto celebramos nuevamente el Día de las Infancias en Argentina, y con motivo de ello desde la Fundación Ética Prevención y Tratamiento de la Violencia Infanto-juvenil y Familiar reconocemos la evidencia que cuando un niño que está en dificultad, al superarla, ya sea a través de la consulta por su dificultad o por una reflexión de los padres , es el quien pasa a constituir un verdadero agente de salud para la transformación familiar.


ESTA TRANSFORMACIÓN CONSISTE EN INGRESAR HACIA UNA NUEVA ÓRBITA ENCAMINADA HACIA UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA.

Si! experimentamos el principio de que el cambio en lo local genera el cambio en lo global (la familia), consideramos de esta manera A LOS NIÑOS COMO VERDADEROS AGENTES DE PAZ EN LA FAMILIA.

A partir del malestar de ellos, los padres pueden comenzar a reflexionar sobre cuestiones y dificultades que también les atañen a ellos, y comienza a partir de este reconocimiento de su responsabilidad en lo que acontece en su hijo un verdadero cambio estructural en su vida familiar.


A su vez, reflexionamos respecto a la niñez en general:

Estos niños, niñas y adolescentes son los futuros líderes, servidores/as públicos y tomadores/as de decisiones. Por lo tanto es fundamental ESCUCHARLOS ACTIVAMENTE, no por condescendencia, sino CON EMPATIA Y RESPETO; PORQUE ELLOS PUEDEN DE ESA MANERA IR CONSTRUYENDO UNA SUBJETIVIDAD, DONDE SU PALABRA SE VIVE COMO UNA PALABRA VÁLIDA, VALIOSA, Y QUE MERECE SER ESCUCHADA.

Se irá generando así seguridad en su decir y hacer, lo que se dice comúnmente de la confianza en sí mismo, que repercutirá diluyendo brechas. Allí en el ámbito donde se encuentre, permitiendo ir sedimentando la paz familiar como así también propulsando en el seno escolar y social ese estilo: el de escuchar y ser escuchado en su palabra, como también generar a su vez el estilo de la reflexión, en lugar de la respuesta tensa o violenta. En este sentido, la Fundación está en consonancia con el célebre pedagogo italiano Francesco Tonucci, quien por estos días comparte sus pensamientos respecto de cómo cambió el mundo para los niños con la pandemia, y su proyecto internacional “La Ciudad de los Niños”.


Tonucci dice: “A LOS NIÑOS NO SE LOS ESCUCHA, en casi ningún lugar, excepto en países como Finlandia o Nueva Zelanda, que no casualmente son liderados por políticas mujeres, que desde el principio les hablaron a los niños. Los niños valen poco porque no votan. No están en agenda."


"Lo que decimos es que esta crisis tuvo errores sanitarios, víctimas, Y HA TENIDO CAMPEONES, QUE SON LOS NIÑOS. Porque resistieron al virus, no por mérito de ellos solos, claro, pero viven esta temporada muy larga, encerrados en casa, que les significa algo incomprensible, y lo están haciendo muy bien. Darles un día la ciudad vacía para que jueguen y la disfruten en libertad, como nunca han podido, y como les gusta a ellos, sin tráfico, peligros ni contaminación, es el regalo que les podemos hacer."

Lic. Edit Alicia Cheb-Terrab y Equipo de Profesionales.

0 vistas