• Fundación Ética PyT

Arielito: Un pulso nuevo en el marco de la pandemia

Queremos contarles y compartirles con alegría que por Videollamada hemos dado comienzo a la Atención de Niños Pequeños y vamos verificando buenos resultados.


Nos desafiamos con nuevo pulso en la atención con niños que estaban en situación de urgencia, con severas dificultades que nos indicaban no postergar el abordaje.

Dimos comienzo a la atención de los padres, en primer lugar.

Ellos tenían un niño diagnosticado con un grave malestar, y para su tratamiento tenían la intención, dada su desesperación, de ir por la vía de la medicación.

El niñito de 5 años venía padeciendo constantemente accesos de ira incontrolable, de levantarse de noche, extraer dinero de los placares de la abuela con quien vivían, su madre y él, y en vez de ir a hacer sus necesidades en el baño, lo hacía fuera del mismo, siempre con actitud desafiante y autoritaria.

Enseguida nos preguntamos: ¿Qué ocurre con este niño tan angustiado? y dijimos: escucharemos a los padres. Más exactamente a la madre en este caso debido a que su pareja: el padre del niño estaba ausente fuera de la ciudad.

Debido al alto tenor de DESESPERACIÓN Y ENOJO de la madre desde el principio explicamos que muchas veces se dice que los chicos se portan “BIEN” o se portan “MAL”, pero que en realidad ocurre, que el hijo pueda estar pasando momentos de difícil malestar y a los padres se nos complica resolver lo que les pasa, y muchas veces nos angustiamos y nos ponemos mal. A su vez ocurre que por momentos fluye la dinámica del juego y la palabra sin interferencias de ansiedad o malestar alguno, y nos sentimos felices. Y eso es así. Hablamos sobre el punto de que los niños no pueden cuidarse solos o a sí mismos y que si o si necesitan de un adulto que asuma la responsabilidad de ellos y por ellos ya que por su condición prematura de vida no pueden hacerse responsables por ellos mismos.


Comentamos que no es por la vía del enojo o del reto, el cómo debería enfrentarse la situación, sino tomar el MALESTAR de su hijo como un LLAMADO a los padres o a los abuelos o maestros avisando, o bien, alertando que algo no anda o algo no funciona. Nos pareció oportuno plantearle transformar la expresión y la queja: “SE PORTA MAL SE PORTA MAL”, por la expresión: “¿QUÉ LE PASA A MI HIJO?”

Con esta pregunta respecto de nuestro hijo y desde un NUEVO PUNTO DE PARTIDA este intentar superar la situación de dificultad en casa durante la crianza en la vida cotidiana y con sentido común INTENTAR ver que pasa y si la situación INSISTE, LUEGO ENTONCES CONSULTAR para descubrir lo que puede estar ocurriendo.

A partir de la consulta definir el modo de asistirlo.

Comienza el momento de la Asistencia con un profesional o institución confiable para su familia. Lo importante es no cargar solos con todo el peso del malestar y poder consultar. Siempre hay causas que pueden ser descifradas o leídas que generan MALESTAR en los niños y niñas. Por consecuencia hay también una posibilidad de reflexión y recuperación. Lo importante es que los adultos estén a fin de reflexionar sobre lo que puede estar pasando. La reflexión en sí misma implica un acto de responsabilidad.


En conclusión, luego de tres prolongadas entrevistas con la madre, de alto tenor de conversación, dado el contexto complicado en que se jugaba la situación, dimos comienzo a la primer sesión con Arielito por video llamada acompañado por su madre. Obtuvimos un comienzo de resultados favorables hacia la recuperación y viabilidad de un tratamiento posible por video llamada.

El niñito: se acercó tiernamente y flexible y suavemente por su propia iniciativa a la video llamada, y se extendió largamente a conversar sobre temas de su interés, LAS TORRES DEL MUNDO, LA TORRE EIFFEL Y LA TORRE DE PISA, torres y Momias Egipcias; también de elementos como el elemento AGUA y su constitución del 70% del planeta, como así también en el cuerpo humano, a pesar de su pequeña edad y con su madre cerca.

Arielito no paraba de hablar y solo al final trajo un osito de peluche al que le dibujó la carita que según él, era el Osito Triste.

Frente a una pregunta que se le hizo sobre el osito, repitió y repitió, yo le dibuje la carita triste, frente a la pregunta si había algún amigo de osito triste , dijo que Sí, y busco el osito blanco.

Podemos destacar, que ella, su madre, también estaba más tranquila, estaba ya más preparada y más flexible desde las primeras entrevistas de padres, lo cual nos produjo una gran satisfacción.


En relación a este caso, fuimos llamados a interconsulta y asistencia, de este niño de 5 años, por la institución Abracadat de atención psicológica de niños y Adolescentes del Partido de Vicente López.

A veces el pulso del profesional puede desafiarse al extremo porque la labor de atención no es PRESENCIAL y la PUESTA A PRUEBA DE NUESTRA PRÁCTICA se da a través de una VIDEO LLAMADA, como una nueva forma de abordar a un NIÑO PEQUEÑO.

Sin embargo, dado la gravedad del caso el niño en cuestión, decidimos avanzar con mucho tino, e ir monitoreando cómo se despliega la atención y el resultado de la misma.

La Fundación Ética Prevención y Tratamiento comenzó la atención a niños pequeños durante la Cuarentena para intentar un abordaje desde la Palabra, el Juego y el Cuento; antes que se concretara la implementación de medicación psiquiátrica que se pensaba realizar con el niño.

7 vistas