• Fundación Ética PyT

Una gesta por la Libertad

Don José de San Martin, Padre de la Patria.

Un vector hacia el futuro por los Valores y los derechos Humanos son sus ideas y sus Actos.

Leal al amor a la patria, a la Libertad a la Verdad y a la Evolución.

La gesta sanmartiniana, fue símbolo siempre vivo de libertad en Argentina e Iberoamérica. Símbolo de la victoriosa lucha por la libertad de Argentina, Chile y Perú. ¡Qué maravillosa Campaña Libertadora!


Significó un triunfo de las Ideas y los valores humanos. Se destacó no solo por su gran capacidad como estratega militar, sino que fue un libertador en el sentido más humano de la noción de Libertador.

Nos lega su espíritu desinteresado y de gran amor a la patria y a la libertad en relación a las ataduras coloniales, y no sólo en relación a su propio país sino en relación a los demás pueblos Sudamericanos, revelando acá un profundo sentimiento de hermandad hacia ellos, como así también una inmensa y poderosa visión estratégica hacia la posible unión Iberoamericana.

Retorna a su Patria de Europa en 1812 altamente inquieto por las circunstancias amenazantes que apuntaban a su Patria y con impetuosa determinación luego de su gran participación contra las fuerzas napoleónicas llega para Poner en Marcha e inaugurar la campaña Libertadora cruzando los Andes primero, con su Ejército a Caballo y luego abordando al Perú por vía marítima.

Una verdadera gesta de los valores humanos en relación al deseo de que cada pueblo liberado por su ejército decidiera con libertad sobre su futuro; e impulsando con poderosos argumentos la Decisión hacia la Independencia definitiva de lo en aquel momento era llamado Provincias Unidas del Río de la Plata.

Logró la abolición de la esclavitud, y los servicios personales feudales de mita y yanaconazgo, y frente a un severo déficit económico para vestir a su regimiento tenemos sus memorables palabras:

Si no tenemos atuendo para los soldados iremos en ……. si es necesario, SEAMOS LIBRES, LO DEMAS NO IMPORTA.

Le valieron amplios reconocimientos honoríficos por sus victorias tanto en Chile como en Perú. Sin embargo decía continuamente:

Ya estoy aburrido de oír decir que quiero hacerme soberano. Sin embargo siempre haré el último sacrificio por la libertad del país, pero en clase de simple particular y no más.

Fue su palabra:


Las bibliotecas, destinadas a la educación universal, son más poderosas que nuestros ejércitos para sostener la independencia. En cuanto a mi conducta pública mis compatriotas dividirán sus opiniones; los hijos de éstos darán el verdadero fallo.

Nuestro fallo es: ¡Este liderazgo humanista nos llena de orgullo y admiración!

¿Cómo resuena la gesta sanmartiniana en nuestra Fundación con sus ideales de libertad imprescindible y desarrollo autónomo?

Nuestro Programa de Educación Para la No Violencia se identifica con estos valores y apunta a la recuperación de niños, jóvenes y sus familias que atraviesan fuertes dificultades emocionales y psicológicas a los fines de continuar y completar sus ciclos educativos primarios y secundarios, y universitarios. Consideramos que este objetivo producirá un efecto de desarrollo y evolución también en la sociedad.

Este es nuestro reconocimiento y gran agradecimiento.

0 vistas